jueves, 28 de junio de 2012


-A Susón-

Venga de donde venga 
la brisa,  huele a mar 
si la traes tú en los bolsillos. 
Si viene del metro,  atestado 
de viandantes cansados, 
de sus idas y sus vueltas; 
si de autobuses urbanos, 
o de arriesgadas bicicletas 
sorteando monstruos de chapa 
-como el tuyo- 
No sé porqué,  si es tu aspecto 
o tu cabello,  pero parece la medusa 
perdida,  a tientas,  aguardando 
su momento 
para recular y perderse para siempre. 
Venga de donde venga 
la brisa huele a mar turbulento, 
o a callada marea. 
A historia por contar contándose, 
a un pasado boxeando 
para que no le expulses todavía, 
para que le hables 
como sólo tú sabes hablarle. 
Cuéntale, 
no dejes de contarle 
lo que sólo tú sabes y dominas. 




Nená de la Torriente

2 comentarios:

  1. Gracias Neni, un beso con olor a mares agradecidos.
    Beso

    ResponderEliminar

Háblame