viernes, 10 de junio de 2011

No queda un grito en el cajón
ni una limadura,
tampoco un garabato de pluma
ni el hueco de un poema curvo
que soñara ser vertical.

Echo de menos el espacio,
la baliza de un cuadrado perfecto
donde retener aullidos,
mi escriño, mi lata de galletas.

-Me gustan las rectas.
Sí, me gustan las rectas;
Pero los corazones son combados
y sé del extraño embrujo que tienen los círculos,
y que la luna es redonda
y que el ojo es esférico y completo-

Hoy voy a entregarte una línea
turbadamente compuesta,
rala en su deseo de abarcar cosas:
Dos palabras, quizá alguna más
un poco atrevida.

Sé tú mi gaveta,
mi lata de azúcares y de enigmas,
mi clave,
mi cifra.

Nená

2 comentarios:

  1. Tú, una lineacurva completa en forma de estrella, en esa gaveta que no puede evitar que que todo rebose.
    Beso

    ResponderEliminar

Háblame